Este viernes ha tenido lugar la inauguración de la escultura que el artista Viktor Ferrando ha creado para Altea, denominada “Atalaya Terra”. Una obra de arte donada al municipio por el Rotary Club Internacional, que ha sido ubicada en la Plaza de Europa, frente a la playa de l’Espigó. Al acto inaugural han asistido las autoridades  municipales, el propio artista y varios miembros del Rotary Club

Una obra de grandes dimensiones, con una altura de 3,5 metros y un peso de 4.500kg, y realizada con materiales recuperados del tendido ferroviario procedentes del tramo comprendido entre Benidorm y Altea.

Han intervenido en los parlamentos inaugurales la edil de Cultura, Aurora Serrat; el presidente Rotary Club Calpe, Carlos Valcarcel; el director de la Banca March sucursal de Altea, Santiago Crespo; el fundador de GALESA, Mariano Hervas; Jose Ibáñez, Gobernador Electo del Distrito 2203 del Rotary Club Internacional;  Victor Javier Elena, Gobernador del Rotary Club Distrito 2203 y el propio artista Viktor Ferrando.

La primera en intervenir ha sido la responsable municipal de Cultura, quien ha agradecido la presencia de los asistentes y ha señalado, “hoy nos reunimos aquí con un propósito especial, inaugurar y celebrar una magnífica escultura creada por el talentoso artista Viktor Ferrando. Pero antes de sumergirnos en esta impactante obra de arte, es importante reconocer y agradecer al Rotary Club por su generosidad al concedernos esta pieza al pueblo de Altea”. Así mismo, Serrat ha agradecido el compromiso de la Banca March por su apuesta por el proyecto.

PUBLICIDAD

“Al observar esta escultura de Viktor Ferrando, somos testigos de su habilidad excepcional para transmitir emociones a través de su arte. Sus creaciones tienen la capacidad, además de impactarnos visualmente, de trascender las barreras y llegar a los corazones de las personas, provocando reflexiones y despertando la imaginación. Esta escultura en particular es un testimonio del talento de Ferrando, y es un regalo que perdurará en nuestro pueblo como un símbolo de su creatividad y visión”; ha declarado la edil de Cultura.
“En nombre de toda Altea, quiero expresar mi más sincero agradecimiento a Viktor Ferrando por su contribución al mundo del arte y su capacidad para inspirarnos. También quiero extender mi gratitud al Rotary Club por su generosidad y compromiso con el desarrollo cultural de nuestra ciudad”. Ha concluido Aurora Serrat, concejala de Cultura en funciones del Ayuntamiento de Altea.
El Rotary Club ha donado a Altea de forma perpetua y gratuita, sin restricción de uso, el bien y en contraprestación el Ayuntamiento se ha comprometido a promover su difusión a fin de colaborar con la consideración de Altea como un municipio impulsor de la cultura; así como ha instalado la obra en plaza de Europa. Esta es la segunda de las 16 esculturas que se instalarán a lo largo del corredor mediterráneo, como así contempla el proyecto del Rotary.

En el transcurso de su intervención Ferrando ha tenido también palabras de gratitud para el  Rotary Club en todas sus extensiones, para el departamento de Cultura del Ayuntamiento de Áltea y su técnico, Ignacio Beltrán, para el departamento de Urbanismo que ha diseñado y colocado la base sobre la que se asienta la escultura  y las distintas colaboraciones con las que ha contado en la realización de la misma como por ejemplo la empresa GALESA, autora del galvanizado de la obra, que consiste en el recubrimiento de las piezas con zinc para protegerla de la oxidación y la corrosión. Un hecho que Ferrando ha destacado como garantía del buen estado de conservación que va a tener la escultura, evitando futuras intervenciones de mantenimiento.
Viktor Ferrando ha resaltado la procedencia del material de la obra, indicando que, “el material que la gente se encontrará es la reconversión de un patrimonio histórico que no se ha perdido. Las vías del tren que hace 100 años eran utilizadas por nuestros antepasados ahora las recuperamos en esta escultura inspirada en el planeta Venus. El planeta con más fuerza que incluso podemos ver en ocasiones desde aquí mismo donde se ha instalado Atalaya Terra”.
Viktor Ferrando, ha aludido al reciclado y la sostenibilidad como principios básicos de sus proyectos.


Tras los parlamentos se ha procedido a descubrir la placa inaugural que, a los pies de la escultura, apunta una reseña de la obra, quien es su autor y el ente benefactor de la misma.