Se firmará un convenio de colaboración que establecerá las bases para elaborar de forma conjunta un plan de prevención y control de la legionela

El acuerdo contempla el intercambio de información y la organización de sesiones divulgativas de prevención para el personal colegiado


El Consell ha autorizado la firma de un convenio de colaboración entre la Generalitat, a través de la Conselleria de Sanidad, y el Consejo Valenciano de los Colegios Oficiales de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia, Alicante y Castellón para la prevención y control de la legionelosis.

El acuerdo tiene la finalidad de llevar a cabo la aplicación de un sistema para cumplir con lo establecido en el Real Decreto 487/2022, de 21 de junio, por el que se establecen los requisitos sanitarios para la prevención y control de la legionelosis.

De este modo, el convenio establecerá las bases generales de colaboración con objeto de elaborar de forma conjunta un Plan de Prevención y Control de la Legionela; coordinar las actuaciones de intercambio de información en cuanto a la prevención de la legionelosis; organizar sesiones divulgativas dirigidas al personal colegiado sobre la prevención la legionelosis; y cualquier otra actuación a desarrollar conforme a los requisitos normativos vigentes a fin de mejorar la protección de la salud de la población.

Las clínicas dentales, en tanto que son centros que cuentan con instalaciones con sistemas de agua a presión para tratamientos dentales, y con la entrada en vigor del Real Decreto 487/2022, deberán aplicar las medidas higiénico-sanitarias pertinentes para la prevención y control de la legionela y establecer los planes de control frente a la misma. Por ello, surge la necesidad de firmar un convenio de colaboración para constituir las bases sobre las que adoptar las medidas sanitarias pertinentes en dichas instalaciones.

El Real Decreto 487/2022 surge ante la necesidad de actualizar la normativa relativa a la prevención de la legionela al estado actual de la ciencia y a la información epidemiológica más reciente, que deroga la legislación anterior.

El citado real decreto recoge específicamente los sistemas de agua a presión en tratamientos dentales como instalaciones de uso sanitario susceptibles de convertirse en focos de exposición humana a la bacteria de la legionela y de diseminación de la misma.