El Ayuntamiento de Benidorm iniciará la próxima semana una actuación en la confluencia de las calles Ricardo Bayona y Nicaragua con el fin de mejorar el tráfico y la movilidad peatonal en esa zona. La intervención consistirá en la creación de una rotonda en ese punto, según ha explicado el concejal de Movilidad, José Ramón González de Zárate “que dará más fluidez y facilidad al tráfico rodado y seguridad a los peatones, en especial a los niños que acuden a los colegios cercanos, como el Miguel Hernández”.
Los trabajos darán comienzo a principios de la semana que viene con el fresado del cruce y pintura de la rotonda que, aunque en un principio será provisional “en un futuro cercano será definitiva”. Está previsto que la intervención esté terminada a finales de la próxima semana.
González de Zárate ha explicado que “la actuación es muy importante, como ya lo fue la rotonda que hicimos en la avenida Venezuela, que contribuyó de forma muy significativa a la mejora de la movilidad en ese punto”. En este caso, además de dotar de fluidez al tráfico “protegemos a los alumnos y a las personas que viven y transitan por la calle Nicaragua”.

Facilitar la entrada
La obra se llevará a cabo con recursos municipales y se hará justo antes del inicio de los trabajos previos del soterramiento de la avenida Beniardá “de modo que se facilite la entrada a Benidorm para todos aquellos que vienen por trabajo o por turismo y que puedan ir acostumbrándose al nuevo itinerario”.

La intervención consistirá en la retirada de una de las isletas existentes, la que se encuentra frente al colegio Miguel Hernández, y hacer la rotonda mediante la colocación de un vallado.

También se pintará la zona de amarillo para recalcar el carácter provisional de la actuación “hasta que se haga de manera definitiva” ha precisado el concejal.

Nuevo aparcamiento
De igual modo, otro de los motivos para la creación de esta nueva rotonda es la inminente puesta en marcha del nuevo aparcamiento público gratuito en la avenida de Cuba, con más de 400 plazas, que provocará que haya una mayor afluencia de vehículos por la zona. “Ante el previsible aumento de la circulación tanto por el nuevo parking como por las obras de la avenida Beniardá hemos decidido acometer esta actuación con el fin de evitar en la medida de lo posible los problemas de tráfico que pudieran darse” ha apostillado González de Zárate.