Los dos principales detenidos, sin trabajo conocido, poseían un patrimonio valorado en más de 500.000 euros

Agentes de la Policía Nacional pertenecientes al Grupo de Estupefacientes de Policía Judicial en Benidorm realizó un operativo en el que practicó 7 registros, intervino 485 gramos de hachís, 87 gr. de cocaína, 21 gramos de heroína, 1 vehículo de alta gama, utensilios de cortado y pesaje de droga y 83.810 euros en efectivo, realizando 8 detenciones durante todo el dispositivo.
Los policías incardinados en el Grupo de Estupefacientes tienen como misión, entre otras, reprimir los delitos de Tráfico de Sustancias Estupefacientes y demás delitos contra la Salud Pública, es por ello que tomaron las riendas de la investigación incipiente.

PUEDES VER EL VÍDEO DE LA INTERVENCIÓN AQUÍ 👇👇🏼👇🏼

A sus dependencias llegaron diversas quejas vecinales, teniendo conocimiento que un clan familiar afincado en Benidorm se podría estar dedicando a la venta de sustancias estupefacientes, concretamente aquellas que más perjudican a la salud, como son la heroína y la cocaína, distribuyéndolas en pequeñas dosis, modalidad conocida policialmente como “al menudeo”.

Los investigadores no tardaron en iniciar una serie de dispositivos de vigilancia en aras de comprobar que estas primeras informaciones eran correctas.

Utilizaban diversos pisos y locales cercanos entre sí, siendo utilizados unos para la venta de la droga y otros para su almacenamiento, viviendas conocidas como “guarderías”.

Por último existían otros inmuebles destinados a la venta y consumo en el mismo lugar, emplazamientos denominados “narco salas”.

PUBLICIDAD

Estas viviendas, al ubicarse en un mismo bloque o en edificios muy cercanos entre ellos, afectaban al conjunto del vecindario, produciendo una devaluación de la zona, debido a la patente actividad ilícita que allí se desarrollaba y que provocaba el hastío generalizado de los vecinos.

Dos jóvenes en el centro de la intensa actividad de venta de estupefacientes
Las pesquisas centraron a los dos principales actores del entramado criminal, una pareja joven, españoles, varón y mujer, de 23 y 24 años respectivamente, que se encontraban inmiscuidos en la incesante actividad de distribución de sustancias estupefacientes.

Esta pareja, actuaba junto con otros familiares, y gracias a las vigilancias y la paralela investigación patrimonial se constató la posesión, por parte de los implicados, de diversos inmuebles cercanos que utilizaban para desarrollar la distribución y venta de las dosis. Se comprobó igualmente que el consumo se producía en ocasiones en zonas comunes de los bloques afectados, a la vista de cualquier vecino que pudiera pasar.

PUBLICIDAD

En las cercanías a las viviendas investigadas habían proliferado significativamente otros delitos que aumentaban sobremanera la inseguridad real y percibida de los alrededores. Es de sobra conocido que cerca de estos puntos de venta orbitan otros tipos delictivos, como son los robos y hurtos, cometidos muchas veces por los mismos consumidores de sustancias y que gracias a la retribución económica que obtienen de ellos, hace que puedan costearse sus adicciones.

Fase de explotación de la investigación
Se realizaron siete registros en Benidorm y uno de ellos en un domicilio de la Nucía, con la colaboración de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Comisaría de Benidorm, así como de la Unidad de Guías Caninos de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Alicante.

PUBLICIDAD

Resaltar que durante los registros acudieron diversos familiares de los implicados que trataron de menoscabar y debilitar la intervención policial, llamando la atención y distrayendo a los agentes de sus cometidos, con gritos y agravios diversos.

Se intervinieron 485 gramos hachís, 87 gramos de cocaína, 21 gramos de heroína, 156 gramos de sustancia de corte, 1 báscula de precisión, 85.810 euros, 1 vehículo de alta gama, 8 televisores, 4 teléfonos y diverso material informático.

Dos de los registros practicados fueron en locales ubicados en los bajos de un bloque de viviendas, al acceder comprobaron que vivían, arrendadas por la pareja investigada, dos mujeres de nacionalidad cubana, de 25 y 34 años de edad, éstas se encontraban en situación irregular y los locales no presentaban los acondicionamientos mínimos para ser habitables, careciendo de ventilación y salidas de humo.

Se practicaron seis detenciones relacionadas con el tráfico de drogas, pertenencia a grupo criminal y blanqueo de capitales, siendo los implicados dos mujeres y cuatro varones, españoles, de edades comprendidas entre los 62 y 23 años, todos ellos pertenecientes a la misma familia. Cinco de ellos ya contaban con detenciones previas, algunas por hechos similares.

Beneficio económico
Concretar que se pudo determinar que el patrimonio, entre inmuebles y otros bienes, de la principal investigada se estima en más de 500.000 euros, no teniendo ninguno de los protagonistas, de 23 y 24 años de edad, ningún tipo de ingreso o trabajo legítimo conocido.

PUBLICIDAD

Todo lo actuado fue trasladado al Juzgado de Instrucción de Guardia de Benidorm.