La Policía Nacional y Policía Local han detenido a dos varones en un control rutinario de prevención de sustancias estupefacientes realizado conjuntamente en la estación de autobuses de Alicante.

El primero de los detenidos, de nacionalidad marroquí, y de 47 años, fue arrestado tras portar 500 gramos de hachís ocultos entre sus ropas, mientras el segundo, de nacionalidad francesa y de 19 años de edad, fue detenido a su llegada a la estación de autobuses de la localidad de Benidorm por portar una maleta con 37,5 kilos de hachís.

El autobús donde viajaban los detenidos partió desde la localidad de Algeciras con destino final a la localidad de Barcelona, haciendo una parada en la estación de autobuses de Alicante y Benidorm.

Tras parar en la estación de autobuses de Alicante, dicho autobús fue seleccionado para realizar un control rutinario de prevención de tráfico de estupefacientes. Para ello, una dotación de Policía Local junto con un can detector de dichas sustancias realizó una inspección del interior, marcando a uno de los pasajeros.

Una vez este varón se apeó del autobús por petición de los agentes, éstos le interrogaron si portaba algún tipo de sustancia estupefaciente, siéndole localizado entre sus ropas una bolsa que contenía varias cápsulas con un peso de 500 gramos.

Ante estos hechos, los agentes de Policía Local solicitaron colaboración a Policía Nacional para la detención de este varón por un delito contra la salud pública.

En el transcurso de la intervención policial, el can adiestrado siguió realizando una inspección del equipaje depositado en la zona de carga del autobús, marcando esta vez, de forma clara e insistente una de las maletas que se encontraba en la zona de carga con destino a Barcelona.

Tras el marcaje de la maleta, los agentes preguntaron a los viajeros sobre la propiedad de la misma, no haciéndose cargo ninguno de ellos, por lo que procedieron a su apertura y localizaron en su interior unas 354 tabletas de hachís, con un peso total de 37,5 kilos.

Identificados todos los ocupantes del autobús, conductores y pasajeros, los agentes para no ocasionar mayor perjuicio a los viajeros y a la propia empresa de transporte, se permitió continuar la marcha del vehículo, mientras se realizaban gestiones a través de la sala CIMACC 091, con la Comisaría de Policía Nacional de Málaga.

Tras recuperar las imágenes de las cámaras de seguridad de la estación de autobuses de la localidad malagueña de Algeciras se pudo comprobar la identidad de la persona que embarcó la maleta, siendo uno de los ocupantes identificado por los agentes.

Inmediatamente se estableció contacto con la Comisaría de Benidorm ya que se tenía conocimiento que dicho autobús tenía prevista una parada en la localidad levantina, para que una dotación policial acudiera a la estación de autobuses para practicar la detención del propietario de la maleta.

Una vez detenidos, fueron puestos a disposición Judicial.