Nacido en Oslo en 1930 Johan Galtung fallecía el pasado sábado en su ciudad natal, a los 93 años. Doctor en Matemáticas (1956) y Sociología (1957), fue profesor de Ciencias de la Paz y experto en mediación y resolución de conflictos. Desde que descubriera l’Alfàs del Pi en 1960, mantenía un estrecho vínculo con la localidad alicantina.

Como ha manifestado el alcalde, Vicente Arques, “lamentamos la pérdida de uno de los mejores embajadores de l’Alfàs”.

El prestigioso sociólogo y mediador internacional de conflictos, Consultor de Naciones Unidas, autor de más de 150 libros y 1.600 artículos traducidos en más de 30 idiomas, tenía en l’Alfàs su segunda residencia desde 1960, convirtiéndose en una de las personas más queridas y respetadas de esta localidad alicantina, precisamente por su proximidad y humildad a pesar de su relevancia internacional.

PUBLICIDAD

El alcalde de l’Alfàs del Pi, Vicente Arques, ha lamentado la pérdida de Johan Galtung, y transmitido sus condolencias a familiares y amistades. El politólogo mantenía un estrecho vínculo con el municipio, prueba de ello el parque Por la Paz Johan Galtung situado frente al Centro Cultural Noruego, donde se erige la escultura Paraboloide de Agustín Ibarrola, en memoria de las víctimas y familiares del atentado cometido el 22 de julio de 2011 en Oslo y Utoya, obra integrada en el circuito del Mapa de la Memoria junto a los lugares donde se localizan otros refugios del escultor: Alicante, Andoain, Ermua, Logroño, Murcia, Santander, Vitoria…
Y es que Johang Galtung siempre que tenía oportunidad sacaba a relucir el amor que sentía por l’Alfàs “ciudad de la paz y ejemplo de convivencia”, donde recalaba para descansar cada vez que se lo permitía su intensa agenda. Una población, recordaba una y mil veces, descubrió al visitar a un general noruego y de la que inmediatamente se enamoró.
Noruego de nacimiento, alfasino por elección, matemático, sociólogo, científico, político y fundador de la disciplina mediador de conflictos , una persona tan brillante como humilde, nos ha dejado y Arques ha querido rememorar sus palabras acerca de la tarea de los mediadores.

PUBLICIDAD

“No tenemos dinero ni bombas pero si la fuerza de las buenas ideas” esa era una de sus reivindicaciones constantes y diarias “trabajar más hasta convencer con la
fuerza de las buenas ideas”, el único camino para erradicar la violencia. La ciudad de l’Alfàs irá siempre unida a Johan Galtung, el primer profesor de Investigación para la Paz en la Universidad de Oslo.