Este fin de semana, el sábado 22 de julio, l’Alfàs ha celebrado un acto institucional en memoria de las víctimas de la masacre de Utoya, un atentado que hace ya doce años conmovió a la sociedad noruega y también al municipio de l’Alfàs.
El punto de encuentro el Parque por la Paz Johan Galtung, alrededor de la escultura Paraboloide de Agustín Ibarrola, al que ha acudido una representación del equipo de Gobierno socialista, y también del grupo municipal del Partido Popular, interviniendo representantes de la Iglesia Noruega Sjomannskirken Albir, el alcalde de l’Alfàs, Vicente Arques, y la concejala del área Internacional, Martina Mertens, encargándose María Ivorra del acompañamiento musical.

Un acto sencillo para recordar, y defender los valores de la solidaridad, la diversidad, la humanidad y una sociedad abierta y plural, frente al terror y la sinrazón.

12 aniversario
En el décimo segundo aniversario del trágico atentado ocurrido en Oslo y en la Isla de Utoya, l’Alfàs ha querido recordar a las víctimas de Oslo y Utoya, a sus familiares, amigos, así como al pueblo y al gobierno de Noruega, para reafirmar que el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones constituye una de las más graves amenazas para la paz y la democracia, y que todo acto de terrorismo es criminal e injustificable, independientemente de su motivación, lugar o de quien lo cometa. De ahí la necesidad de aprovechar esta fecha conmemorativa para mostrar el apoyo y solidaridad de l’Alfàs con el pueblo noruego y especialmente con las víctimas y sus familias.

Flores en señal de respeto al Parque por la Paz Johan Galtung de l’Alfàs, a los pies de la escultura de Agustín Ibarrola, símbolo de la solidaridad y la unión de los pueblos. Flores como rechazo a la violencia y en apoyo a las víctimas del terror. Flores junto a “La Escultura Paraboloide”, un trabajo original del escultor vasco comprometido en la lucha contra el terrorismo, integrada en el circuito del Mapa de la Memoria junto a los lugares donde se localizan otros refugios suyos: Alicante, Andoain, Ermua, Logroño, Murcia, Santander, Vitoria…

Un parque al que da nombre un noruego: Johan Galtung, noruego de nacimiento, alfasino por elección, matemático, sociólogo, científico, político y fundador de la disciplina mediador de conflictos, quien ha dicho en multitud de ocasiones: “para mi l’Alfàs es la ciudad de la paz”, satisfecho de dar nombre a un parque público donde se erige la escultura de Agustín Ibarrola contra el terrorismo en general y en particular en recuerdo a las víctimas de los atentados cometidos en Oslo y la Isla de Utoya. “El terror nada puede cuando se unen los pueblos” son las escuetas palabras del pacifista noruego Johan Galtung en la inauguración del parque.