Las instalaciones de Sha Wellness Clinic acogen la exposición ‘Emociones’, de María Jesús de Frutos. Actividad que se enmarca en los actos paralelos del 36 Festival de Cine de l’Alfàs del Pi.

La muestra es, en palabras de la artista, “un canto a la vida, a la mujer, al amor, a la amistad y a la belleza”.

“Contemplando la naturaleza surgen emociones, vivencias que estallan en mi interior y necesito plasmar: paisajes que respiro, que me recuerdan momentos vividos en mi infancia y me provocan emociones felices, reuniones de amigos en torno a una mesa, compartiendo confidencias, celebrando… Necesitamos los unos de los otros… Y el arte cura, transforma, te consuela”, declaró María Jesús de Frutos durante el acto de inauguración, en el que se dieron cita, entre otros, el alcalde de l’Alfàs del Pi, Vicente Arques; el presidente fundador de Sha Wellness Clinic, Alfredo Bataller; el secretario general de ONU Turismo, Zurab Pololikashvili, y el productor cinematográfico y presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, que es además marido de María Jesús de Frutos.


Licenciada en Magisterio y Decoración en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid, María Jesús de Frutos estudió Dibujo y Pintura en la Escuela ‘Nieves Solana’ y realizó varios cursos de técnicas artísticas. Numerosos críticos han ponderado su obra destacando su maestría en el manejo del color, buena dibujante y capaz de crear emoción. Ha expuesto en numerosas ocasiones en España y el extranjero, y ha sido seleccionada en varias ferias de arte. Su obra está presente en museos, colecciones privadas e instituciones en España y otros países, como Austria, Suiza, Azerbaiyán, México y Estados Unidos.


La obra de María Jesús de Frutos, especialmente la figurativa, es una narración de la vida a través de la pintura, destacando pasión, amor y color. Desde sus versiones de “Las Meninas” hasta escenas de reuniones y personajes de tango, su arte refleja el placer de vivir de forma íntima, arriesgada y generosa, con un enfoque en las figuras humanas. De Frutos se aparta de los academicismos, pintando desde el alma y buscando transmitir sus emociones, con el único objetivo de sentirse satisfecha. Su interés en “Las Meninas” radica en los contrastes de la vestimenta barroca y la belleza de la inocencia y abundancia.


En sus retratos y escenas cotidianas, María Jesús de Frutos destaca la figura humana sobre el espacio, mostrando el lado amable de la vida y la importancia del presente. Sus pinturas, llenas de gestualidad y emoción, presentan cuerpos voluminosos, miradas intensas y labios carnosos, con un uso exuberante del color rojo en diversas tonalidades, simbolizando la vida y la pasión. En sus obras de tango y milonga, se enfoca en la sensualidad y el movimiento elegante, reflejando su propia emoción y belleza. Sus escenas de mujeres transmiten seguridad, fuerza y vitalidad, mostrando una intensa alegría de vivir. Así lo destacó tras la inauguración Esperanza Durán, artista plástica, directora de la Casa de Cultura de l’Alfàs del Pi y comisaria de la exposición.


“Hablar de la obra de María Jesús de Frutos y, en concreto, de la obra figurativa, es hablar de la vida contada a través de la pintura, una pintura que rima, conjuga y cuenta pasión, amor y color. Desde las Meninas pasando por escenas de reunión y charla, hasta sus personajes de tango y milonga, muestran el placer de vivir de una manera absolutamente intimista, arriesgada y generosa, donde la figura cobra el protagonismo y el fondo es pura anécdota, porque lo realmente interesante es lo que pasa, lo que se siente, lo que se vive”, manifestó Durán.
De este modo se dio el pistoletazo de salida al 36 Festival de Cine de l’Alfàs del Pi, que se celebra en el municipio hasta el próximo 14 de julio. Un certamen que tiene como principal misión la promoción del cine realizado en España y, especialmente, de los cortometrajes españoles.