El parque de naturaleza y animales Terra Natura Benidorm ha acogido el nacimiento de 10 basiliscos (Basiliscus plumifrons) en sus instalaciones. Se trata de una especie que popularmente es conocida con el nombre de lagarto Jesucristo debido a la agilidad que tienen a la hora de correr sobre el agua con sus patas posteriores sin hundirse, de manera que parece que casi levitan cuando se desplazan sobre el agua.

Al nacer las crías de esta especie miden alrededor de unos seis centímetros y apenas pesan un gramo.

Sin embargo, en su etapa adulta pueden llegar a alcanzar hasta los 70 centímetros de tamaño. Se trata de la segunda vez que Terra Natura Benidorm registra el nacimiento de esta especie en su recinto, en el que se promueve la conservación de la biodiversidad.


Los basiliscos pueden vivir cerca de 10 años y se caracterizan por tener un carácter arisco. De momento, el grupo de crías permanecen en una instalación propia hasta que crezcan y se pueda garantizar que se alimentan debidamente ellas solas. Cuando alcancen el tamaño adecuado para asegurar su supervivencia serán trasladadas a los terrarios más grandes de la zona denominada ‘terraceratops’, que se ubica en la exposición permanente de criaturas venenosas.

PUEDES VER EL VÍDEO DEL NACIMIENTO AQUÍ 👇🏽👇🏽👇🏽

Especie de Centroamérica

Como característica esencial, esta especie posee tres grandes crestas con espinas óseas en su cabeza, dorso y cola. En el caso de los machos estas crestas están bien desarrolladas, pero las hembras carecen de ellas. Las tonalidades de sus escamas oscilan entre el verde y el azul, y el iris de sus ojos es de un naranja brillante.

PUBLICIDAD

Es una especie endémica en ecosistemas de Centroamérica, sobre todo, en zonas fluvial de la selva. Suelen situarse cerca de los cursos del agua fluvial y la mayor parte de su actividad la desarrollan en horario diurno. El basilisco es un depredador natural de reptiles e insectos.