La próxima semana darán comienzo los trabajos de restauración paisajística de la zona del Paseo de Poniente, una actuación fundamentalmente de renovación y reposición de jardinería que supondrá una inversión de 48.336,48 euros.

La intervención viene motivada por la utilización continuada del interior de los jardines del paseo como paso de peatones.

El informe realizado para acometer la intervención indica que es necesario ejecutar una serie de trabajos “para acondicionar las zonas que durante los últimos años han sufrido actos vandálicos” entre los que se cita la rotura de tuberías por mordeduras de perros o ardillas o la presencia de gran cantidad de arena de la playa sobre los jardines” debido que muchos bañistas lavan sus pies en las zonas de jardín y al incesante trasiego de peatones “que pasan sobre las plantas de forma reiterada”.

Publicidad

El alcalde Toni Pérez ha visitado esta mañana los principales puntos en los que se desarrollará la actuación, acompañado por los ediles de Parques y Jardines y Participación Ciudadana, José Ramón González de Zárate y Ana Pellicer respectivamente, y por un grupo de vecinos y representantes vecinales de Poniente en una nueva jornada de la campaña ‘A pie de calle’.
Pérez ha señalado la necesidad de “realizar esta inversión para restaurar la zona y cambiar muchas unidades de diversas plantas para recuperar y aumentar la belleza del Paseo de Poniente mediante la introducción de un mayor número de elementos vegetales”.


Asimismo, a causa del paso del tiempo, también se ha hecho necesario retirar tuberías de polietileno con goteros y sustituirlas por otras de 16 milímetros autocompensantes, autolimpiables y termosoldadas que presentan una mayor calidad y soportan mejor el caudal y presión del agua de riego.
Del mismo modo, se procederá a la instalación de césped artificial decorativo con una altura de 25 milímetros que se colocará sobre firme de hormigón, mediante la extensión manual de rollos pegados con cintas de 25 centímetros de ancho, cubrición con arena de sílice”.
En cuanto a los ejemplares vegetales, las especies que se emplearán en esta restauración serán 3.000 unidades de romero (romero postrata), 500 de olivilla (teucrium fructicans), 2.500 unidades de lantana (lantana sellowiana) y 80 de azahar de la China (Phytosporum tobira) y ejemplares de lavanda.
Toni Pérez ha recalcado que esta zona ajardinada “es una de las más visitadas por la ciudadanía de Benidorm y con el paso del tiempo se hace necesario intervenir en ella ya que es un referente”. El alcalde ha indicado que “es primordial mantener la zona en perfecto estado, ya que el desgaste que se produce es muy elevado por el paso de personal”. Además, ha avanzado que con los arreglos que se ejecutarán en la zona “se mitigará el uso de esta vía ajardinada como paso de personas, ya que uno de los objetivos es que los peatones crucen la vía por los pasos de cebra y los pasos habilitados en lugar de atravesar las zonas con elementos vegetales”.