El Ayuntamiento de l’Alfàs y la UA colaborarán en el diseño de una aplicación para el Museo Villa Romana

Una aplicación que permita entender, a través de su recreación virtual, el torcularium, la nueva zona que se está excavando en el Museo al Aire Libre  Villa Romana de l’Albir y que se abrirá al público en el segundo semestre del año. Este es el objetivo de la nueva colaboración entre el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi y el grupo de Patrimonio Virtual de la Universidad de Alicante.

Se trata de crear un recurso tecnológico de realidad virtual para favorecer la divulgación e interpretación de esta parte de la villa, donde se elaboraba el aceite.

Los trabajos consistirán, de un lado, en la recreación virtual de los restos arqueológicos hallados durante el proceso de excavación.
A continuación, se procederá al diseño y desarrollo de una aplicación multiplataforma en tres idiomas -castellano, valenciano e inglés-, con locuciones y personajes para visualizar en 360° la recreación virtual de los restos arqueológicos hallados en esta nueva campaña de excavación. La aplicación podrá ser descargada por los visitantes del museo en sus propios dispositivos. Así lo ha dado a conocer el concejal de Cultura y Patrimonio del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, Manuel Casado.

PUBLICIDAD

Esta actuación se enmarca en el proyecto de excavación, restauración y puesta en valor que actualmente ejecuta el consistorio alfasino en el sector V de la Villa Romana. Se pretende ampliar la zona visitable del yacimiento hacia el sur con el fin de abrir al público el torcularium, situado en la parte rustica de la villa, así como el resto de estructuras que puedan localizarse durante el actual proceso de excavación arqueológica.
Este nuevo proyecto, realizado una vez más junto al grupo de Patrimonio Virtual de la Universidad de Alicante, supone una nueva apuesta del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi por el uso de las tecnologías en la interpretación museística y patrimonial.


De este modo, el Museo al Aire Libre Villa Romana de l’Albir se consolida como centro de referencia en España para la aplicación de recursos tecnológicos en la interpretación y la valorización turística del patrimonio cultural. Fue pionero en la aplicación de tecnología 3D sobre yacimientos al aire libre y, desde septiembre de 2022, sus gafas de realidad virtual permiten al visitante vivir una experiencia inmersiva, un viaje en el tiempo para ponerse en la piel de las personas que habitaron la Villa Romana de l’Albir en el siglo V d.C. Estas gafas recrean, con una técnica fotorrealista, tres escenas de la vida diaria en la Villa Romana de l’Albir: una recepción en el peristilo, un baño en las termas y un banquete en el gran comedor.
La Villa Romana de l’Albir, catalogada por el Consell como el primer Museo al Aire Libre de la Comunidad Valenciana, es un yacimiento arqueológico de una gran riqueza patrimonial y científica, cuyas excavaciones retoma en 2008 el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, en colaboración con la Universidad de Alicante, 25 años después de ser descubiertas.
Es un yacimiento clave para el estudio del poblamiento rural a partir del siglo IV en el norte de la provincia de Alicante. Las termas, que pueden visitarse en este museo, son de las mejor conservadas de la provincia.

PUBLICIDAD

El Museo abrió sus puertas en abril de 2011 y ya acumula cerca de 90.000 visitas. Es pionero en la aplicación de recursos tecnológicos en la interpretación del patrimonio y cuenta, además, con una Sala de Audiovisuales en la que se exponen 45 piezas de relevante valor. Desde 2021 cuenta con la distinción de Centro Azul.

Proyecto de ampliación del Museo Villa Romana
Actualmente, el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi tiene en marcha un proyecto de ampliación del Museo al Aire Libre Villa Romana de l’Albir, que consiste en la excavación, restauración y puesta en valor del sector V del yacimiento, en el que se prevé encontrar el torcularium, zona de la villa donde se elaboraba el aceite.

Se trata de una inversión de 242.000 euros, subvencionada al 90% por la Diputación Provincial de Alicante.

Esta nueva campaña de excavación se acomete tras realizar, entre marzo y junio de 2022, una serie de sondeos en el extremo más oriental de la parcela, parte del yacimiento conocida como sector V, en los que se detectan los restos arqueológicos de una superficie de mortero de cal, lo que se interpreta como la base de un torcularium, hipótesis apoyada por la localización, en campañas anteriores, de un contrapeso y del área de una prensa de aceite, además de fragmentos de dolia (vasijas de alfarería de la antigua Roma) que podrían estar destinadas al almacenaje del aceite.

PUBLICIDAD

Una estructura situada al este del patio y de las termas, que formaría parte de la pars rustica del asentamiento. Este tipo de instalaciones industriales indican el carácter comercial de la actividad agrícola desarrollada en la villa de l’Albir.