La oruga procesionaria es una plaga muy común en los pinos. Por eso, el departamento de jardines de La Pública lleva ya varios años realizando diversos tratamientos de endoterapia para la prevención de la procesionaria y que su incidencia sea cada vez menor. El concejal Diego Zaragozí destacaba que “en los últimos años la experiencia está siendo tremendamente positiva y se ha logrado no tener gusano de procesionaria en 95%% de los árboles tratados. Se trata de un tratamiento preventivo innovador y de gran éxito, mostrando que La Pública se encuentra actualizada en sus técnicas, para poder ofrecer un servicio de gran calidad a los ciudadanos de Altea”. Y es que, con estos tratamientos preventivos se consigue una eficacia de mas del 95 %. Zaragozí explicaba que “estos tratamientos se efectúan en los meses de octubre y noviembre para evitar que en los meses de primavera tengamos el problema de la procesionaria”. Cabe destacar que a día de hoy “todos los pinos ubicados en las cercanías de los colegios ya han sido tratados, anticipándonos así a la formación de las bolsas de procesionaria”. El edil ha recordado que el pasado año se alcanzaron los 392 árboles tratados. Además los pinos que se tratan con endoterapia se ubican por todo el término municipal. Desde las zonas escolares,pasando por pinos situados en núcleo urbano, hasta la zona de Villa Gadea o la playa del Mascarat.
Zaragozí ha explicado que “se trata de un método alternativo de tratamiento fitosanitario del arbolado, respecto a los tradicionales tratamientos aéreos. Con este sistema no existen atomizaciones o aspersiones de productos químicos que contaminan el medioambiente, suelos y aguas”. Además, concluye el edil, “es una técnica totalmente inocua para la salud de los ciudadanos, aves y otros animales ”
Este tratamiento se realiza en estos meses de octubre y noviembre, ya que los huevos de la procesionaria del pino eclosionan al final de verano y es durante los meses otoñales cuando las larvas, en sus diferentes estadios, van a ir alimentándose de las hojas de las coníferas. Esta metodología permite actuar sobre las primeras fases larvarias con lo que, aunque llegan a formarse los típicos bolsones invernales, las orugas mueren antes de alcanzar la última fase larvaria que es la más voraz y la que provoca los daños más graves en el árbol.

Además al hacerse las perforaciones del tronco en otoño, el nivel de producción de resina es notablemente inferior frente al existente en primavera y verano lo cual disminuye el riesgo de  obturación de los conductos  vasculares de la planta y facilita la absorción del insecticida.
Las perforaciones que se realizan el tronco del árbol son pequeñas por lo que no suponen ningún problema ni daño irreversible en el mismo. De hecho, en poco tiempo el tronco se regenera.

VENTAJAS DE LA ENDOTERAPIA
1. Aplicado a cualquier tipo de árbol ornamental, ya sea contra plagas o enfermedades criptogámicas.
2. Ausencia de nebulización de productos químicos en el medio ambiente.
3. Tratamiento selectivo. Actúa solo contra los insectos que se alimentan de la planta, provocándoles daños.
4. Impacto ambiental muy bajo o nulo.
5. No perjudica ni a las personas, ni a los animales.
6.Posibilidad de individualizar el tratamiento por ejemplar.
7.Eficacia prolongada de un año.