Agentes adscritos a la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Policía Nacional en Benidorm se encontraban realizando patrulla preventiva por los alrededores de la estación de autobuses de la ciudad, con el fin de evitar cualquier tipo de infracción, cuando observaron el comportamiento extraño y huidizo de un varón el cual trataba de evitar cruzarse con los agentes.

Los funcionarios policiales decidieron darle el alto para comprobar que no hubiera cometido algún tipo de infracción y así poder identificarlo.

Tras consultar los datos de filiación de este varón de nacionalidad marroquí y 33 años de edad con las bases de datos policiales y judiciales, los agentes pudieron comprobar que al interceptado le constaban hasta siete requisitorias, todas ellas por juzgados de Lorca (Murcia).

Dos de las requisitorias conllevaban el ingreso directo en prisión, una por un delito de Lesiones y la otra por un delito de Robo con Fuerza, hechos cometidos por el arrestado en los años 2021 y 2022.

PUBLICIDAD

El resto de requisitorias judiciales también son por delitos de Lesiones y Robo con Fuerza.

Los agentes de Policía Nacional procedieron a la detención de este varón quien fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Benidorm.

PUBLICIDAD